Me tubo que despertar la azafata al aterrizar, porque me había tomado un relajante muscular para dormir todo el vuelo; era la primera vez que volaba tantas horas, y sola. Nada mas pisar Natal, me impresiono un enorme cartel echo con una sabana blanca pintada que decía » Fuera turismo sexual » , en brasileño claro, que luego comprobé claramente el porque.

Lía y Tommy en la playa nocturna.

Me esperaban Tommy y su hermana Lía; argentinos, con muy buena filosofía de vida, y siempre regalándote sonrisas. El había vivido 7 u 8 meses en mi casa, haciendo la temporada en España; y hacia días que había llegado a ver a su hermana, que llevaba un tiempo viviendo en Pipa. Y me invito a reencontrarnos.

Tommy, Francoise y yo en la casita.

Alquilamos Tommy,  Francoise ( Fransua para nosotros ) y yo, una pequeña casa en medio de nativos, muy básica e hiper barata; donde la puerta nunca se cerraba, ni cuando salíamos ni cuando dormíamos. Eso era raro y desconcertante para mi, hasta que me acostumbre, y vi que era costumbre y nos trataban como a uno mas.  Francoise, era un belga amigo de Lía, arquitecto, fotógrafo y viajero, afincado en Buenos Aires…todo un personaje; que había caído de sorpresa y lo acogimos.

error: Contenido Protegido