Cuando empiezo la subida, aunque me parece lejos, me acompaña la ilusión de disfrutar del camino. En silencio, me embargo del paisaje, de cada piedra que dejo atrás.

Sentir el corazón como va cogiendo su ritmo, los pulmones se abren sonrojando mi cara. Me falta un poco el aliento al llegar a la primera etapa…pero te abrazo y me abrazas…y lo celebramos con una mirada, ya queda menos.

error: Contenido Protegido